Bienvenidos a Tierra de Nadie

sábado, 25 de abril de 2009

PULSO BAJO LOS PÁRPADOS

Hacemos el amor
sin poemas
ni frases memorables

sin amor

con el pulso puesto
en el precipicio de mi cama.

Poco importan los formalismos,

el decirte que te quiero
después de verte desaparecer
escaleras abajo,

tarde, como siempre,
cuando las palabras ya no arrastran besos
y sólo queda

el pulso
bajo los párpados

ceniza y humo
sobre la piel.

Busco
el olor que ha quedado en la almohada

me abrazo a él
como si eso fuera mi salvación.

1 comentario:

Nat dijo...

Tal vez este no es el poema que mas me ha gustado, pero es donde mas se hara notar el comentario.

Me ha gustado leerte, y como eso es algo que no me suele pasar supongo que no será la última vez que te dedique un aplauso.

Ciao