Bienvenidos a Tierra de Nadie

domingo, 20 de marzo de 2011

LOS CALCETINES DE DARTH VADER

Él era un mamón.

Un mamón de libro.

Un mamón tan mamón

que te resulta hasta difícil de encontrar.

Lo era con todas las letras, con la boca llena,

escupiendo cada sílaba,

vamos, lo que se dice un mamonazo en toda ley


y como yo, ¡virgendelamagdalena! debo tener un imán,


pues ¡zasca!


ahí va y me encuentra,


porque sí,

sí, señoras y señores,

la suerte te encuentra a ti, y no al revés

¡y que los malvados hados no me digan lo contrario!

que si yo de algo sé es de la casualidad


y hablando de eso sigo con lo mío,

y sin lo mío

que es mi mamón

que ni se llama Ramón, ni tiene un camión

pero que tiene la cara más bonita que ha parido el cielo


y el muy cabrón hasta duele

de lo listo que es…


y yo no le llamaba así antes, no,

yo le llamaba cariño, bomboncito,

corazón


le decía cosas tan bonitas

que hasta los ojos se me tornaron caramelo


pero él no,

él nunca me quiso

no tengo otra explicación


ni tampoco él


porque nunca vino a buscarla,

a ella

o a mí


que estaba entonces desnuda de palabras,

vacía,

rota


intelectualmente comparable a una muñeca de porcelana


y sin él

que era lo peor


así que no me quedó más remedio que olvidarle

y porque le olvidaba

me obligué a pensar en él


y así estoy, claro,

poniendo mamón donde quiero decir imbécil,

imbécil


donde tendría que ir corazón


loca perdida con un teclado a mi alcance

un sábado por la noche

superluna en el tejado

y una botella de vino bailándome en las manos


y sin mi mamón


porque se ve que en esta vida

no se puede tener todo.


5 comentarios:

pecadocapital79 dijo...

Genial, señorita, biograficamente genial, como a mi me gusta,un placer el volver a deleitarme contigo.

Miriam dijo...

je viens de voir ton blog, j'ai vu notre photo et j'ai lu quelques poemas, je suis toute mouillée :)

Jesús dijo...

Una mujer enamorada de un bad boy. Qué raro.

Isabebelita© dijo...

pecadito, muchas gracias!el gusto es mutuo!

miriam, mi niña!oh...no sabes cómo te echo de menos...vuelve cara rata!

no, jesús, no es exactamente eso. No estoy hablando de un "bad boy", sino de lo que ha quedado tras una ruptura desde el punto de vista de una de las partes; en este caso, ese rencor casi infantil que todos hemos sentido alguna vez cuando una historia se acaba. gracias por pasar!

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.