Bienvenidos a Tierra de Nadie

viernes, 24 de julio de 2009

MIGRACIONES

No tenía nada.
Coleccionaba problemas,
ataques de ansiedad,

nervios.

No tenía nada
más que poesía en la maleta
un par de pantalones
y ropa interior.

Condones.

Escapé
con los ojos muy abiertos
sin que me temblaran las piernas.

No tenía nada
más que facturas del psicoanalista
que lancé al aire
nada más bajarme del vagón

pequeños trozos de mi antigua vida
volando

en-migración.


*Uves Migratorias, de Julián Alonso.
Poema visual.

1 comentario:

Paul dijo...

Isa:

Llevo tiempo apuntado a seguir tu blog.

Tus poesias.

Y me encanta. En particular, esta poesía es excelente.

Simplemente, porque lo supieras.